Free hugs

9 Dic

Free hugsEstaba en la Alameda caminando cuando vi a un chico gritando <<Free hugs>>con una sonrisa en sus labios. La gente le miraba pero pasaban de él. Algunas personas se paraban por unos instantes para leer la pancarta que llevaba en sus manos pero después seguían con lo que estaban haciendo antes de verlo. Veía la duda en algunas de ellas. Daba la sensación de que algunos querían acercarse pero por vergüenza no lo hacían.
¿Por qué tenemos que sentirnos avergonzados de lo que es natural? Como seres humanos, tenemos la necesidad de estar con otras personas, como dice el refrán Ningún hombre es una isla. Sin embargo, desde pequeños la sociedad nos ha enseñado a no hablar con desconocidos por seguridad y que algo tan íntimo como un abrazo solamente se da a tu familia y/o amigos íntimos. En algunas culturas incluso se considera el expresar los sentimientos como inapropiado, especialmente en público.

Parece mentira que en esta época en la que vivimos donde todo el mundo está conectado las 24 horas, 7 días a la semana, la gente se sienta aún más triste y sola. Poco a poco la gente se olvida de las ventajas que tiene el hablar  cara a cara y del contacto. Así surgió la idea de Free Hugs o Abrazos gratis de Juan Mann Free hugs 2(seudónimo que suena a one man, un hombre). Dijo en un reportaje que estaba muy triste cuando una desconocida le dio un abrazo y según él: “Me sentí como un rey, fue lo mejor que me ha pasado nunca.” A partir de ese día se decidió a salir a repartir abrazos a la gente en su ciudad (Sydney) y a partir de ahí, sus seguidores lo hacen en diferentes partes del mundo.
Su descubrimiento no es nada nuevo. Está clínicamente demostrado que un abrazo o incluso un simple apretón de manos libera una hormona en nuestro cuerpo que se llama oxitocina también conocida como la molécula del amor. Eso explica por qué nos sentimos muy bien después de abrazar una persona. De hecho hay casos en que se utiliza en el mundo de la medicina para curar a los pacientes de sus enfermedades, como en el caso de los bebés.
Podría contar muchos más beneficios que genera un abrazo pero creo que lo mejor es experimentarlo uno mismo. ¡Venga! ¡Sal y abraza a alguien! y ya verás lo bien que te sentirás.

Dorrie Ann

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: