Una experiencia inolvidable

3 Jun

Siempre tuve una gran pasión por viajar y fue precisamente mi espíritu aventurero que me llevó a vivir la mejor experiencia de toda mi vida. Tuve la oportunidad de realizar un intercambio de estudios y no dudé en lograr ese objetivo.
En julio de 2013 aterricé en el aeropuerto de Buenos Aires y la sensación de llegar sola a una ciudad del otro lado del Atlántico es algo que al principio te asusta pero que rápidamente acciona tus mecanismos de defensa ante lo desconocido.
Al principio la adaptación no fue fácil porque enfrentaba una ciudad de 12 millones de habitantes, pero rápidamente te integras con otros intercambistas que están pasando por las mismas dificultades que tú y aprendes a adaptarte a una realidad completamente distinta a la que estabas acostumbrado.
Buenos aires no es una ciudad especialmente peligrosa, pero tampoco conviene descuidarse y por eso antes de desplazarte por la ciudad conviene conocer bien la lista de barrios seguros.
Reconozco que lo más difícil fue intentar conciliar la facultad con los viajes que pretendía realizar por Argentina. La capital es increíble porque te ofrece un abanico de ofertas culturales tan grande (teatro, cines, talleres, conciertos) todos los días y a todas las horas que te ves perdido para elegir lo que más te gusta. Ya para no hablar de que es mundialmente conocida por la “ciudad de la furia” donde la vida nocturna convence a muchos jóvenes de disfrutarla independientemente del día de la semana.
Creo que podrían pasar 100 años y todavía me quedaría algo por ver en esa ciudad. Y fue precisamente eso lo que me enamoró en esa capital.

Buenos AiresConocí estudiantes de todas partes del mundo y tuve oportunidad de practicar mi inglés que ya estaba olvidado así como el español e incluso aprendí bastantes palabras con significados diferentes al castellano de España.

grupoLa verdad que Argentina es un país absolutamente encantador por su variedad de paisajes desde desierto, montañas, cataratas hasta glaciares te puedes encontrar por el camino.

Iguazúglaciar

   Argentina-Cataratas del Iguazú

Calafate-Glaciar Perito Moreno

Compartir la aventura de los viajes que hice con gente de diferentes nacionalidades fue algo inexplicable. Cada una tiene sus costumbres y diferencias y es justamente eso que te enriquece tanto culturalmente como personalmente. Tolerancia es palabra de orden y te enteras que a los pocos te vas convirtiendo en un ser humano más paciente, altruista, comprensible y tolerante.

grafitti                                                                                  Barrio Boca – Caminito 

Patagonia

Es sin duda una experiencia que te marca la vida y que de alguna forma te hace cambiar la visión que tenías de tu pequeño mundo cuando estabas restringido a tu zona de confort. Aprendí muchísimo con todas las personas que se cruzaron conmigo. Con los profesores aprendí diferentes formas de practicar medicina, con los compañeros de curso aprendí que no puedes pasar un día sin tomarte un “mate” y con los compañeros de los viajes aprendí que la amistad no tiene fronteras.
Espero haberos convencido de que arriesgarse a una aventura así vale mucho la pena y si todavía sigues con dudas lo mejor es que te aventures dejando los miedos e inseguridades atrás y que puedas ser tú el próximo a compartir una nueva experiencia en este blog.

 


Catarina Martinho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: