Las Marismas en las aguas bajas del Mar del Norte : un biotopo sin par

3 Jun

El noroeste de Alemania está marcado por su costa salvaje y el parque nacional del “Wattenmeer” que se extiende entre Den Helder en los Países Bajos hasta Esberg en Dinamarca. Si se quisiera describir el biotopo de las marismas en pocas palabras se podría decir  que es seco y expuesto al sol durante la marea baja y mojado y salado durante la marea alta. Las marismas consisten en varios miles de metros cuadrados de área que  se inundan y se secan cada seis horas. Durante la marea baja solo quedan canales del mar – los prieles – el resto seca tanto que se puede caminar por el fondo del mar – un deporte popular para todos los turistas (Pero se tiene que tener cuidado con los canales – aquí una se puede hundir en el lodo, lo que puede ser bastante peligroso cuando la marea vuelve – y cuidado con las botas de goma – estas quedan fácilmente atascadas en el lodo. Por eso es recomendable entrar las Marismas sólo descalzo y con un guía local.) Las Marismas son una región importante para la vida silvestre y especialmente para las aves migratorias. Estas descansan en los prados salados, una zona estrecha de vegetación que está inundada varias veces al año durante las marea más altas. Las plantas que crecen aquí están perfectamente adaptadas al agua salada. Algunas pueden excretar la sal por los poros, otras la guardan en las hojas más bajas que se necrosan después de un tiempo.

La mayoría de estas plantas solo existen en esta zona – una de los razones por las que está declarada reserva natural y el acceso está reglamentado. Los prados salados ofrecen protección y sitio de incubación para una multitud de aves marinas. Muchas de estas, como el ostrero, el archibebe común o el zarapito real se puede distinguir por sus picos largos  que usan para sacar gusanos y otros organismos que viven enterrados en el lodo marítimo. En las Marismas de las aguas bajas incuban varios cientos de  miles de parejas reproductoras de aves pero estos son sobrepasados por los diez o hasta doce millones de los migradores que usan la riqueza nutriente excepcional. Durante el verano las costas están llenas de las varias voces de las aves que llegan entre los gritos fuertes  de las gaviotas argénteas hasta la voz sonora y aflautada y muy clara del archibebe. Con un poco de suerte se pueden ver en las islas no pobladas yen  los alfaques más exteriores en el mar a las colonias de focas y, especialmente, a las focas grises que descansan aquí y paren su descendencia. Después de campañas de exterminio y cazas desatadas en el siglo XIX y XX el número de  focas retrocedió de forma alarmante. Pero hoy en día, después de una prohibición de la caza en los años setenta y muchos años de protección estricta, ss número se ha recuperado y el mar del Norte y la marismas se han convertido en un paraíso natural para las focas tanto como para todos  los animales costeros. Las Marismas en las aguas bajas del Mar del Norte son parte del patrimonio natural de la humanidad y,así, zona protegida. Pero hay también zonas turísticas que invitan a disfrutar este biotopo singular, reponerse del estrés cotidiano o usar a las actividades numerosas conectadas con el mar y la vida marítima. Un lugar que se tiene que ver por lo menos una vez en su vida.

Fee Esken

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: