La tradición de San Nicolás

10 Dic

El día de San Nicolás, el 6 de diciembre es una costumbre cristiana del adviento. San Nicolás no solo es una persona que trae regalos a los niños, sino también un medio de educación pedagógica. En su visita se leen los hechos buenos y malos de cada niño. A los que se portan mal no les da regalos.

San Nicolás vivió en el siglo IV, de 286 hasta 345 en Myra, una ciudad en la Turquía de hoy. Poco tiempo después de que Nicolás entrara en un monasterio, empezó la persecución de los cristianos así que le capturaron y torturaron  Sin embargo, siguió con su creencias cristianas.

Según la leyenda hizo muchos Milagros. En una familia pobre, pudo impedir que el padre forzara a sus hijas a la prostitución. Los miembros de esa familia pusieron los calcetines al lado de las ventanas o de la chimenea para secarlos. Nicolás metió dinero en los calcetines. También salvó a tres peregrinos que estaban en peligro marítimo. Subió a bordo y paró el viento. Además, salvó a los ciudadanos de Myra de una hambruna. Por tantas leyendas, Nicolás es uno de los santos más apreciados. Además es el patrón de los viajeros, los niños, los navegantes y de los panaderos.

En el siglo VI la gente empezó a adorar a San Nicolás en la iglesia griega y a partir del siglo VIII se extendió por Europa Central y Europa del Sur. En 980 se construyó la primera iglesia de San Nicolás en Alemania. Hasta el siglo XVI se fundaron más de 2200 iglesias con su nombre. Desde  1555 San Nicolás es conocido por dar regalos a los niños.

En la noche del día 5 o del día 6 de diciembre los niños ponen sus botas limpias delante de la puerta para que San Nicolás las llene de chuches, frutas y nueces. En algunas familias San Nicolás viene en persona con su compañero. Lleva  ropa de obispo, una barba blanca y larga, un gorro y un bastón episcopal. Además trae un libro de oro en donde están escritos los hechos buenos y malos de los niños. Los niños dan gracia a San Nicolás con canciones o poemas. Los adultos a menudos se regalan un San Nicolás de chocolate. Va acompañado de Knecht Ruprecht que tiene la cara ennegrecida, lleva ropa rota y sucia, tiene  cadenas y trae una vara y una bolsa. Knecht Ruprecht representa al demonio amansado que está en el lado de San Nicolás. Los niños tienen miedo de él y están exhortados a ser buenos.

 

 

Charlotte Reiter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: