Irse con una maleta llena de Esperanza y Volver con un gran equipaje de Experiencia

17 Dic

Decidir  ir a estudiar o a trabajar fuera simplemente en otra ciudad de tu país o en el extranjero no es tan simple como a veces puede parecer. No es sencillo dejar tu casa donde has nacido y vivido toda la vida, tu familia y tus amigos con quien has crecido y con quien has compartido las tapas fundamentales de tu vida para ir a vivir en un sitio nuevo, donde al principio te encontrarás solo y donde nadie te conoce o sabe quién eres; Es difícil hacerlo sobre todo si vives en un pueblo o en una pequeña ciudad donde todo parece cercano, y disponible, donde todos te conocen y donde muchas veces la visión de la vida es un poco limitada. Sin embargo, es necesario tener la fuerza y el coraje de moverse, de salir de tu propio mundo para descubrir nuevos lugares, donde tendrás la oportunidad de aprender nuevas cosas, y de vivir una nueva vida que empieza desde cero. Es una experiencia que todos deberíamos vivir, para entender cómo cambia el mundo y las personas fuera de nuestra pequeña realidad. A veces cambiar tan radicalmente la propia vida, por cuanto pueda dar miedo, ayuda mucho: empiezas a conocerte más a ti mismo y a darte cuenta de que tienes que contar solo sobre tus capacidades y tus gana y voluntad de hacer las cosas. Te ayuda a luchar contra tus miedos, a superar tus límites y a hacerte adulto y responsable. La primera impresión al llegar a un sitio nuevo será, “Porque decidí de irme?”; pero, seguramente, necesitarás muy poco tiempo para darte cuenta de que no podrías tomar decisión mejor, y ¿sabes por qué? Porque unas de las ventajas principales de ir a vivir solo a una nueva ciudad, es la posibilidad de construir tu vida desde el principio exactamente como tú quieres, fuera de los prejuicios y de las opiniones de la gente que ya te conocía. Es la posibilidad de cambiar tu visión de la vida, de olvidar  tu pasado y de poder vivir el presente mostrándote a todos por lo que eres y por cómo te portas. Lo que te gustará más de esta experiencia serán las numerosas historias de las meravillosas personas que podras encontrar en este camino; lo que más te encantará será sentirte parte de una familia compuesta por personas que no tienen tu misma sangre y que son muy diferentes entre ellas. Personas que conociste y que elegiste por hacer parte de tu vida.

Los amigos son la familia que elijes (Eustache Deschamps)

Crearse un nuevo mundo y una nueva realidad fuera de la que era tu vida común en tu casa y con tu familia, no significa, sin embargo, olvidarse de las personas que dejaste, o de lo que hacías antes de tomar la decisión de irte. Al contrario, son sobre todo esas personas y esas cosas las que vas a echar de menos durante tu nueva vida. De hecho, otra ventaja fundamental de dejar tu casa y tu familia por mucho tiempo, es la nostalgia, esa que te hace volver a casa con las ganas de aprovechar más  todo lo que un tiempo pasado, tenías. ¡Todo lo que te podía parecer monótono, aburrido o simplemente que dabas por sentado, al final será lo quedisfrutarás más cuando vuelvas a casa! ¡Una comida en familia, una peli con un hermano, un juego de cartas con un sobrino, un paseo con un abuelo o simplemente un abrazo de un padre o de una madre, serán los que te ayudarán más a entender lo importante que es moverse! Porque la parte mejor del viaje, es siempre la Vuelta. Volverás cambiado, eso es seguro, pero en positivo, con una riqueza que será UNICA.

Sara Pischedda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: