¿Por qué algunas personas superan retos y otras se asustan de ser desafiadas?

17 Dic

Cuando pensé qué escribir para el blog me pregunté a mí misma “¿qué es lo que más me sorprendió o me impresionó recientemente?”.

Recordé la historia de un profesor en la conferencia TEDX sobre “¿Por qué algunas personas superan retos y otras se asustan de ser desafiadas?”.

Habló de una escuela secundaria en Chicago donde los estudiantes tenían que pasar los cursos obligatorios para graduarse. Y si no pasaban algún curso, recibíann la nota de “Todavía no” en lugar de “Suspenso”. Esta enorme diferencia en la redacción de la nota nos transmite el mensaje de que no somos estúpidos y de que no es el final sino que  estamos en el camino del prendizaje.

Entonces, hubo otro experimento donde a los niños de 10 años se les dieron algunas tareas que eran un poco difíciles para ellos. Algunos de ellos reaccionaron de una manera sorprendentemente positiva. Dijeron cosas como, “Me encantan los retos”, o “Espero que esto sea informativo”. Entendieron que sus habilidades podrían desarrollarse. Tenían una “mentalidad de crecimiento”. Por el otro lado,  otros estudiantes se sintieron presionados y que era un trágico y catastrófico. Desde su perspectiva de “mentalidad fija”, sus posibilidades se congelaron con el miedo en lugar de disfrutar de la oportunidad de “todavía no”.

¿Qué es lo más importante podemos aprender de este estudio? ¿Cómo podemos crear o desarrollar la generación “todavía no”,  la generación  de “mentalidad de crecimiento”? ¿Estamos criando niños que están obsesionados con conseguir Sobresalientes? ¿Estamos criando niños que no saben  cómo soñar grandes sueños?

Y aquí el estudio propone cambios importantes que se pueden hacer a partir de ahora. En primer lugar, tenemos que alabar el proceso, sus esfuerzos, sus estrategias, sus enfoques, su perseverancia, su mejora en lugar de alabar su inteligencia o talento. La alabanza de los esfuerzos les da a los niños confianza y así podemos cambiar su mentalidad. En el estudio, nos enseñan que cada vez que se les empuja fuera de su zona de confort para aprender algo nuevo y difícil, las neuronas de sus cerebros pueden formar nuevas conexiones más fuertes, y con el tiempo pueden ser más inteligentes.

En Nueva York, los niños que crónicamente se desenvuelven mal, que estudiaron tan mal durante tanto tiempo que mucha gente piensa que es inevitable, fueron colocados en “clase de la mentalidad del crecimiento”. En un año, se convirtieron en la mejor cuarta clase  del estado de Nueva York en la prueba de Matemáticas. Muchos de esos niños no podían sostener un lápiz cuando llegaron a la escuela.

Esto sucedió porque el significado del esfuerzo y la dificultad se transformaron. Antes, el esfuerzo y la dificultad les hacían sentirse estúpidos, les hacían sentirse vencidos, pero ahora, esfuerzo y dificultad, es cuando sus neuronas están haciendo nuevas conexiones, conexiones más fuertes. Es decir, cuando se están haciendo más inteligentes.

Si hubiera más clases o escuelas de este tipo podríamos disminuir la desigualdad y dar a cada niño la oportunidad de crecer y desarrollarse.

Ayzhan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: