Archivo | Experiencias RSS feed for this section

Crepes de Cabilia

5 Jun

Se llaman TIGHRIFIN en bereber y son crepes típicas de los bereberes de Cabilia (Argelia). Se preparan generalmente los días de mucho frío en invierno y especialmente en el primer día del nuevo año bereber llamado YENNAYER, y que corresponde al 12 de enero. Por cierto, el calendario bereber empezó en el año 950 antes de Cristo, que corresponde a la victoria del rey bereber Sheshonq contra los faraones. Por lo tanto, el año 2017, corresponde al año 2967 en el calendario bereber. Aunque ahora las crepes se hacen de Pascuas en Ramos debido al continuo abandono de las tradiciones, siguen siendo uno de los recuerdos más bonitos de mi infancia. Recuerdo que los días en los que se preparaban las crepes eran días muy especiales para todos los niños de la zona. En mi casa, me ponía siempre junto a mis hermanos, alrededor de mi madre, para observar los pasos de preparación y para comer las crepes muy calentitas con las bajas temperaturas de invierno.

Los ingredientes necesarios para la preparación son comunes a todos los tipos de crepes  existentes en el mundo, incluyendo sémola, harina, sal y levadura. La diferencia reside principalmente en el procedimiento. A primera vista parecía muy sencillo pero cuando nos atrevíamos (yo y mis hermanos) a probar no era tan fácil. Cualquier movimiento o paso tiene su cómo y su por qué. Para empezar mi madre mezclaba los ingredientes con la mano derecha haciendo unos movimientos de forma de 8 y con la mano izquierda iba vertiendo agua poco a poco. Dejaba pasar el agua entre sus dedos para controlar la cantidad y evitar que se hidratase demasiado la masa y que se formaran grumos. Mi madre tenía tanta paciencia que no sé cómo explicarla, y nunca se aburría de repetir esos pasos tantas veces como hiciera falta hasta conseguir una masa ligera. Creo que el secreto está en el cariño que le ponía y en el hecho de que ella hacía todo cantando. Al contrario que nosotros (yo y mis hermanos) que queríamos las crepes listas para comer en un santiamén. Recuerdo que ella siempre decía que cuando te encargas de preparar algo, nunca tienes tantas ganas de comerlo como cuando te lo prepara otra persona. ¡Ahora le toca reposar!-decía siempre mi madre. Entonces cubría la masa con una tela y nos soltaba siempre el famoso chiste ahora si no sube tendréis que bajar a ayudarla. Recuerdo que no parábamos de preguntar sobre la identidad de la persona que iba a subir, sospechando que iba a ser alguna vecina nuestra. En realidad ella se refería a la masa. En concreto, durante esta fase de reposo, la levadura fermenta y produce dióxido de carbono. Las burbujas de este gas levantan la masa hasta duplicar su volumen. Era la señal de que la masa estaba lista para la cocción. Mi madre procedía colocando un cucharón de masa en el centro de un plato de hornear puesto a fuego lento. A continuación distribuía uniformemente la masa en el plato haciendo movimientos circulares desde el centro hacia los bordes. Siempre le preguntábamos por qué no le daba la vuelta a la masa para que se cocinara de ambos lados pero ella siempre decía que la masa solo se debía cocinar de un solo lado. Nos explicaba que cuando la superficie de la masa se cubriera completamente de pequeños agujeros era cuando se debía retirar del fuego. Así por fin las crepes estaban listas. Dependiendo de los gustos de cada uno, las crepes se pueden comer con mermelada, chocolate fundido o miel. Eran tan ricas que mi madre no paraba de quejarse de que el plato de las crepes hechas, a menudo, seguía vacío media hora después que ella empezara a prepararlas. Comparadas con las de España, las crepes de Cabilia son mucho más gruesas, en consecuencia, con solo dos uno ya acaba empachado. Recuerden que lo ideal es tomarlas calentitas en el desayuno con las bajas temperaturas de invierno.

Recuerdo que cuando entraba en cualquier  casa bereber, siempre había un pastel tradicional que nunca faltaba. Es un pastel en forma de cuadrados que se hace a base de trigo. Mi madre lo ponía todas las mañanas en el desayuno, y cuando nos aburríamos de dicho pastel pedíamos a mi madre que nos hiciera otro. Ella nos hacía el mismo pastel pero en forma de triángulos y eso nos hacía felices porque pensábamos que era otro. En resumen, las crepes eran tan especiales para nosotros porque rompían un poco la rutina de los cuadrados y triángulos.

Djamel Rahmani

Descubriendo Galicia

31 May

Cuando conocí a Lucía, de Galicia conocía solo dos cosas: que el faro de Hércules funcionaba desde hace 2000 años y que “su” Galicia era un precioso rincón de España y no la región montañosa entre Polonia y Ucrania con el mismo nombre.

Como muchos antes que yo, mi primer impacto con la cultura gallega fue con su comida: todavía aturdido por un vuelo demasiado agitado para mi gusto, ella me llevó a un restaurante (“Fogar” como los llaman aquí) en frente a mi primer plato de pulpo á feria y pimientos de padrón: fue amor a primera vista: por ella claramente… Y también con Galicia.

En estos dos años que llevo viviendo aquí he intentado recorrer lo más posible mi casa adoptiva para conocerla más. Claro que mi opinión será siempre la de un extranjero, pero no puedo negar la fascinación con la cual esta tierra me ha encantado. El paisaje precioso: verde y salvaje es la primera cosa que te atrae (y que, en los años, ha atraído a escritores y poetas mucho mejores que yo) es como si detrás de cada colina y ría te estuviese esperando una nueva aventura, entre piratas de la Costa da Morte y tesoros de los castros.

El verdadero tesoro, sin embargo, son sus habitantes, un pueblo orgulloso de sus raíces, su lengua y sus costumbres sin ser suspicaz de los demás; qué bien resume su forma particular de discreto optimismo el lema no oficial del “¡Maloserá!”.

Sin embargo el primer lema local que he aprendido aquí es “¡Se chove, que chova!” es obvio el por qué. Otra cosa que me gusta mucho de Galicia es su variedad: desde las silentes cumbres de los Tres Obispos a las olas rugientes del Atlántico parece haber dos mundos separados y en cambio son menos de dos horas de coche. Esta variedad estas en la mismísimas calles: Santiago, majestuosa y sagrada de día, se viste al atardecer de mil colores y sonidos gracias a la música y al ritmo de sus miles de locales: cada rincón es un descubrimiento, cada día una nueva aventura ¿Cuál será la de mañana?

Ahora la cosa que me extraña un poco es hablar de Galicia con mis amigos en Italia o en otros lugares de Europa: no siendo una región muy conocida en el extranjero, algunas veces me preguntan cosas verdaderamente raras: “¿Hay Internet ahí? ¿Y los hospitales? ¿Hay algo más que el Camino de Santiago?”. Todo esto un poco me divierte y un poco me hace gracia porque yo mismo hacía lo mismo no mucho tiempo atrás.

Jois Lelli

Intercambio de Culturas

31 May

La enseñanza y aprendizaje de lengua extranjera es un proceso bastante interesante para  reflexionar sobre la relación existente entre lengua y cultura. Según Almeida Filho (2011), “el lugar de la cultura es el mismo de la lengua cuando esa se presenta como acción social intencionada”.

De esa manera, podemos partir de un abordaje intercultural para pensar la forma como los sujetos interactúan en el contexto social en el que se insertan, pues la expresión en la lengua ya es una manera de transmitir cultura.

La experiencia de convivir con personas de diversos países y orígenes (de composiciones sociales distintas) funciona como un ejercicio de percepción para que podamos repensar nuestra formación personal. Por eso, cuando tuve la oportunidad de participar de un proyecto de enseñanza de portugués como lengua extranjera en una universidad de Brasil, también empecé a cuestionar la manera como me comunicaba, en comparación con los alumnos de intercambio que tenía en la sala de clase. Así como los extranjeros participantes en el curso de portugués, me enfrenté a la dicotomía del “yo” y del “otro” y, además, sufrí en algunos  momentos lo que llamamos de “choque cultural”.

Este fenómeno está relacionado con en el encuentro entre dos o más culturas, donde podemos percibir los puntos que las aproximan o diferencian (otras maneras de comunicarse, de transmitir ideas, de realizar actividades cotidianas, etc.). La simple acción de saludar a alguien (darse las manos, abrazar, besar) también es una forma de comparación y percepción entre aspectos culturales vinculados con una o más lenguas.

Además del contraste entre distintas nacionalidades, podemos señalar que en un país tan grande como Brasil hay muchas diferencias en la manera de saludar. En general, la forma más utilizada son los besos. Así que en Estados como Amapá, Paraná, São Paulo, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul y Roraima las personas suelen dar solo un beso; en Acre, Alagoas, Amazonas, Bahia, Ceará, Espírito Santo, Goiás,  Maranhão, Pará, Paraíba, Pernambuco, Piauí, Rio de Janeiro, Rio Grande do Norte, Rondônia y Tocantins, son dos besos. En Sergipe, Minas Gerais, Rio Grande do Sul y Santa Catarina, son tres. O sea, tenemos un escenario bastante complejo, ¿no?

En el intercambio que estoy haciendo actualmente en España, por ejemplo, he experimentado el efecto del “choque cultural” bajo a una percepción diferente de la anterior (dando clases de portugués a los estudiantes extranjeros): ahora yo soy la alumna y la extranjera. Es como si todo hubiera cambiado. Tuve la posibilidad de aproximarme a la experiencia vivida por mis alumnos en Brasil, sin embargo en un contexto totalmente distinto.

Cuando fui a saludar una compañera de piso, cuando llegué, noté que aquí en Galicia las personas suelen dar dos besos; como he venido de São Paulo, solo le di uno; ella me miró como si intentara comprender lo que había pasado,…yo solo sonreí. Pero lo que más me ha llamado la atención, en ese tiempo que estuve en España, fue la manera como las personas se relacionan con los extranjeros, principalmente porque los gallegos, al principio, me parecieron un poco fríos y distantes. ¡Nada es perfecto!

Al final puedo decir que cada día fue un descubrimiento, pues empecé a notar pequeños detalles de las relaciones sociales entre los nativos de la comunidad del país donde estuve viviendo (conociendo) y hacer comparaciones con la perspectiva cultural que ya traía conmigo. Al mismo tiempo, intenté reflexionar sobre las maneras de relacionarme y adaptarme a esa nueva manera de vivir. Comprendo, en fin, como una fase de transformación y madurez, donde tenemos la oportunidad de conocer al “otro” y descubrir el Mundo bajo una nueva mirada.

Cintia do Nascimento Severino

¿Por qué algunas personas superan retos y otras se asustan de ser desafiadas?

17 Dic

Cuando pensé qué escribir para el blog me pregunté a mí misma “¿qué es lo que más me sorprendió o me impresionó recientemente?”.

Recordé la historia de un profesor en la conferencia TEDX sobre “¿Por qué algunas personas superan retos y otras se asustan de ser desafiadas?”.

Habló de una escuela secundaria en Chicago donde los estudiantes tenían que pasar los cursos obligatorios para graduarse. Y si no pasaban algún curso, recibíann la nota de “Todavía no” en lugar de “Suspenso”. Esta enorme diferencia en la redacción de la nota nos transmite el mensaje de que no somos estúpidos y de que no es el final sino que  estamos en el camino del prendizaje.

Entonces, hubo otro experimento donde a los niños de 10 años se les dieron algunas tareas que eran un poco difíciles para ellos. Algunos de ellos reaccionaron de una manera sorprendentemente positiva. Dijeron cosas como, “Me encantan los retos”, o “Espero que esto sea informativo”. Entendieron que sus habilidades podrían desarrollarse. Tenían una “mentalidad de crecimiento”. Por el otro lado,  otros estudiantes se sintieron presionados y que era un trágico y catastrófico. Desde su perspectiva de “mentalidad fija”, sus posibilidades se congelaron con el miedo en lugar de disfrutar de la oportunidad de “todavía no”.

¿Qué es lo más importante podemos aprender de este estudio? ¿Cómo podemos crear o desarrollar la generación “todavía no”,  la generación  de “mentalidad de crecimiento”? ¿Estamos criando niños que están obsesionados con conseguir Sobresalientes? ¿Estamos criando niños que no saben  cómo soñar grandes sueños?

Y aquí el estudio propone cambios importantes que se pueden hacer a partir de ahora. En primer lugar, tenemos que alabar el proceso, sus esfuerzos, sus estrategias, sus enfoques, su perseverancia, su mejora en lugar de alabar su inteligencia o talento. La alabanza de los esfuerzos les da a los niños confianza y así podemos cambiar su mentalidad. En el estudio, nos enseñan que cada vez que se les empuja fuera de su zona de confort para aprender algo nuevo y difícil, las neuronas de sus cerebros pueden formar nuevas conexiones más fuertes, y con el tiempo pueden ser más inteligentes.

En Nueva York, los niños que crónicamente se desenvuelven mal, que estudiaron tan mal durante tanto tiempo que mucha gente piensa que es inevitable, fueron colocados en “clase de la mentalidad del crecimiento”. En un año, se convirtieron en la mejor cuarta clase  del estado de Nueva York en la prueba de Matemáticas. Muchos de esos niños no podían sostener un lápiz cuando llegaron a la escuela.

Esto sucedió porque el significado del esfuerzo y la dificultad se transformaron. Antes, el esfuerzo y la dificultad les hacían sentirse estúpidos, les hacían sentirse vencidos, pero ahora, esfuerzo y dificultad, es cuando sus neuronas están haciendo nuevas conexiones, conexiones más fuertes. Es decir, cuando se están haciendo más inteligentes.

Si hubiera más clases o escuelas de este tipo podríamos disminuir la desigualdad y dar a cada niño la oportunidad de crecer y desarrollarse.

Ayzhan

Irse con una maleta llena de Esperanza y Volver con un gran equipaje de Experiencia

17 Dic

Decidir  ir a estudiar o a trabajar fuera simplemente en otra ciudad de tu país o en el extranjero no es tan simple como a veces puede parecer. No es sencillo dejar tu casa donde has nacido y vivido toda la vida, tu familia y tus amigos con quien has crecido y con quien has compartido las tapas fundamentales de tu vida para ir a vivir en un sitio nuevo, donde al principio te encontrarás solo y donde nadie te conoce o sabe quién eres; Es difícil hacerlo sobre todo si vives en un pueblo o en una pequeña ciudad donde todo parece cercano, y disponible, donde todos te conocen y donde muchas veces la visión de la vida es un poco limitada. Sin embargo, es necesario tener la fuerza y el coraje de moverse, de salir de tu propio mundo para descubrir nuevos lugares, donde tendrás la oportunidad de aprender nuevas cosas, y de vivir una nueva vida que empieza desde cero. Es una experiencia que todos deberíamos vivir, para entender cómo cambia el mundo y las personas fuera de nuestra pequeña realidad. A veces cambiar tan radicalmente la propia vida, por cuanto pueda dar miedo, ayuda mucho: empiezas a conocerte más a ti mismo y a darte cuenta de que tienes que contar solo sobre tus capacidades y tus gana y voluntad de hacer las cosas. Te ayuda a luchar contra tus miedos, a superar tus límites y a hacerte adulto y responsable. La primera impresión al llegar a un sitio nuevo será, “Porque decidí de irme?”; pero, seguramente, necesitarás muy poco tiempo para darte cuenta de que no podrías tomar decisión mejor, y ¿sabes por qué? Porque unas de las ventajas principales de ir a vivir solo a una nueva ciudad, es la posibilidad de construir tu vida desde el principio exactamente como tú quieres, fuera de los prejuicios y de las opiniones de la gente que ya te conocía. Es la posibilidad de cambiar tu visión de la vida, de olvidar  tu pasado y de poder vivir el presente mostrándote a todos por lo que eres y por cómo te portas. Lo que te gustará más de esta experiencia serán las numerosas historias de las meravillosas personas que podras encontrar en este camino; lo que más te encantará será sentirte parte de una familia compuesta por personas que no tienen tu misma sangre y que son muy diferentes entre ellas. Personas que conociste y que elegiste por hacer parte de tu vida.

Los amigos son la familia que elijes (Eustache Deschamps)

Crearse un nuevo mundo y una nueva realidad fuera de la que era tu vida común en tu casa y con tu familia, no significa, sin embargo, olvidarse de las personas que dejaste, o de lo que hacías antes de tomar la decisión de irte. Al contrario, son sobre todo esas personas y esas cosas las que vas a echar de menos durante tu nueva vida. De hecho, otra ventaja fundamental de dejar tu casa y tu familia por mucho tiempo, es la nostalgia, esa que te hace volver a casa con las ganas de aprovechar más  todo lo que un tiempo pasado, tenías. ¡Todo lo que te podía parecer monótono, aburrido o simplemente que dabas por sentado, al final será lo quedisfrutarás más cuando vuelvas a casa! ¡Una comida en familia, una peli con un hermano, un juego de cartas con un sobrino, un paseo con un abuelo o simplemente un abrazo de un padre o de una madre, serán los que te ayudarán más a entender lo importante que es moverse! Porque la parte mejor del viaje, es siempre la Vuelta. Volverás cambiado, eso es seguro, pero en positivo, con una riqueza que será UNICA.

Sara Pischedda

El diario de un viaje a Mumbai

8 Dic

Día 1: 26/11

Después de un viaje de veinte horas desde Ginebra a través de Abu Dhabi mi novio y yo llegamos a Mumbai. Nos sorprendió positivamente que en la sala de espera en el aeropuerto se permitan únicamente pasajeros – así estábamos protegidos de los “taxistas” estafadores de y también de los terroristas. Por cierto, hoy se cumplen ocho años desde los atendados islamistas de Mumbai de 2008 cuando 173 personas fueron asesinadas y 327 resultaron heridas. Entonces por todas las partes se notan medidas de precaución para evitar otros accidentes. Por ejemplo, antes de entrar al hotel nos escanean el equipaje y nosotros también pasamos por un escáner.

Día 2: Domingo en Mumbai

Hoy es domingo y tenemos tiempo para visitar Mumbai. El hotel está cerca de algunos monumentos y entonces vamos hasta la Puerta de la India, el hotel Taj Majal, el Museo Chhatrapati Shivaji Maharaj Vastu Sangrahalaya. De camino nos impresiona la suciedad de la ciudad y del mar. Incluso hay vacas y cabras por la calle y la gente descansa boca arriba sobre las aceras! También el aire está contaminado – según el boletín meteorológico mientras en Santiago hay “12 grados, lluvia”, aquí hay “32 grados, humo”. Llegando a la Puerta de la India nos sentimos como celebridades porque cada cinco metros los indios se están sacando fotos con nosotros.

mezquita

 El museo Chhatrapati Shivaji Maharaj Vastu Sangrahalaya.

Después pasamos por un campo enorme donde centenares de personas juegan al críquet – el deporte nacional de India. De vuelta al hotel, vemos el partido de críquet entre India y Inglaterra. Es el segundo día del partido de un máximo de cinco y parece que Inglaterra va a perder.

Día 3: La crisis de efectivo

Hoy es el primer día de la conferencia de física de partículas CKM que tiene lugar en el Instituto Tata, justo en el mar. La organización funciona perfectamente, incluso tenemos transporte desde el hotel y nos ofrecen un servicio de cambio de dinero. Esto último es muy

india2-1

La Puerta de la India, construida para la visita del Rey Jorje V del Reino Unido en 1911.

importante porque India está en un estado de crisis de efectivo debido a que se están sacando de circulación el 86 por cients de los billeteshasta el fin del año. Está prohibido utilizar los viejos billetes y al mismo tiempo no hay suficientes nuevos para reemplazarlos. Por eso, hay un límite de retirada de 2000 rupias (27 euros) por día lo que resulta en colas largas delante de los cajeros automáticos. Más sobre la crisis,  aquí.

Días 4 y 5:

Programa cultural La primera parte del programa cultural de la conferencia es la danza odissi, una de las ocho danzas clásicas de la India. Miramos una obra sobre el rey Rama, una deidad popular del hinduismo. La danza es interesante, aunque no comprendamos mucho de su historia.

baile

La danza odissi.

El próximo día vamos a la isla Elefanta donde hay un templo de Shiva – la deidad de la destrucción en el hinduismo. Está en una caverna y lo que es interesante es que todas las estatuas y columnas fueron cortadas directamente en la piedra. Qué impresionante, considerando que el templo tiene más de 2500 años y fue construido sólo con martillo y cincel!

Día 7:Buenas noches, Mumbai!

La conferencia ha terminado hoy por la mañana y por la noche vamos a comer al centro ciudad con algunos compañeros de otras universidades. Nos queda mucha comida y nos la llevamos para dársela a los pobres, quienes están esperando delante del restaurante. Una niña de no más de diez años coge la bolsa y corre rápidamente lejos para que el guardián del restaurante no le dé un golpe con su barra. La niña es “culpable” de molestar a los clientes. Otra niña de la misma edad nos sigue para pedir dinero, después de haber visto que dimos la comida a la primera.

buda

Alguien le da un billete y en consecuencia nos sigue una mujer con bebé. Alguien le da un billete y… etc. La pobreza en esta ciudad no tiene fin. Por la noche las calles de Mumbai se transforman en un enorme dormitorio. Mucha gente, entre ella  familias enteras, duermen sobre las aceras.

En el templo de Shiva, isla Elefanta

Días 8 y 9

Tenemos el fin de semana para visitar otros lugares de Mumbai. Entre ellos la mezquita Haji Ali Dargah, la estación de tren Chhatrapati Shivaji Terminus, The Hanging Garden y un templo de Krishna, Sri Sri Radha Gopinath Mandir. Nos impresiona mucho la arquitectura del último. Un monje, estimo por su acento que es estadounidense, nos cuenta la historia del templo y de su fundador, quien fue también el fundador del movimiento Hare Krishna. Más sobre este sitio interesante,  aquí. El domingo por la noche nos vamos. Cambiamos el calor de Mumbai por el frío de Europa, el humo por el aire fresco de Suiza, el ruido de las calles de India por el silencio de Ginebra. Estamos felices de volver a Europa con nuevas experiencias y recuerdos.

Veronika Chobanova

Aprender sobre la marcha

8 Dic

¿Has visto alguna vez a gente de diferente edad, vistiendo camisas con insignias y pañuelos, caminando en grupos?

¿Quién es esa gente, qué hacen y porque existen en todo el mundo? Esa gente son los Scouts. Miembros de un movimiento de escultismo. fundador

El Movimiento Scout nació en Inglaterra, a principios del siglo xx. Caracterizado por sus experiencias en el servicio militar, el general Lord Robert Stephenson Smith Baden-Powell of Gilwell creó la idea de Scout, buscando el desarrollo físico, espiritual y mental de los jóvenes para que llegaran a ser «buenos ciudadanos». El fundador realizó un primer campamento en 1907 con veinte muchachos en la isla de Brownsea. Después escribió un libro y el escultismo para muchachos estaba creado. Baden-Powell tenía la idea de que al contrario de la formación académica teórica, faltan objetivos educativos con el objeto de formar el carácter y enseñar valores humanos. Su idea era enseñarlo en las actividades al aire libre y en un grupo para que los niños pudieran aprender el servicio comunitario de forma práctica.

 

Con las actividades lúdicas y valores como “pensar en los otros antes que en uno mismo” el movimiento Scout se difundió a otros países. ¿Pero qué paso con las chicas?

tenda

Hoy en día se pueden encontrar ambos sexos, scouts femeninos y masculinos, gracias a Vera Barclay, una escritora y pedagoga británica, colaboradora de Robert Baden-Powell. Barclay y Baden-Powell crearon una adaptación del Movimiento Scout para los niños de 7 a 11 años de edad, la rama Lobatos.

Su idea pedagógica es el ejemplo del monitor en el sistema educativo. Existen hasta hoy en día las mismas divisiones, dependiendo de la edad y de los desafíos de esa edad. En el caso de los niños (7-11 años), el lobatismo desarrolla un ambiente de familia feliz. Luego continúa en el sistema de patrullas, que son pequeños grupos de amigos, que llevan a los niños de más de 11 años hasta más responsabilidad y se vuelven ejemplo para los miembros más jóvenes. También existen unidades mayores de jóvenes, los pioneros.

flor-de-lisHoy en día hay muchos grupos scouts y diferentes asociaciones en cada país. trebolDependiendo de eso, existen diferencias en la denominación de los grupos, en las estructuras y la organización. Además, los símbolos, la ropa y las tradiciones varían y  los grupos tienen diferentes centros. Pero todos los grupos scout tienen el mismo origen en las ideas de Baden- Powell y sus colaboradores para crear un movimiento joven.

Las actividades de los Scouts son principalmente los encuentros en los grupos y los campamentos. Así, realizan juegos, talleres y numerosas actividades relacionadas con la vida al aire libre. Ellos viven  algunos días en carpas, hacen senderismo, juegan, cocinan juntos, hacen hogueras y cantan. Aquí aprenden los scouts sobre la marcha porque en los campamentos los miembros viven allá de manera diferente a la vida cotidiana y aprenden conocimientos prácticos para vivir all aire libre.

campamento

Desde 1920 hay un encuentro mundial de scouts, el Jamboree. En el Jamboree de 1920 convivían en paz jóvenes  cuyos padres habían combatido unos contra otros en la primera guerra mundial dos años antes.

Desde el inicio hasta hoy en día estaba un camino largo con ascensos y descensos relacionados con la historia de cada país. Hay muchos prejuicios sobre los scouts.

fuego-de-campamento

Se dicen por ejemplo que el Movimiento Scout parece militar, que los Scouts buscan comida y el camino en el bosque. Algunas películas muestran scouts desfilando en un ambiente muy tradicional que no coincide con la realidad actual. Hasta hoy en día siguen manteniendo parte de su uniforme como la pañoleta y algunos ritos porque no se puede perder la identidad, pero en formas adaptadas a la actualidad. El Movimiento Scout es un movimiento social y cultural, son grupos abiertos y apolíticos. Los scouts no andan ataviados con trajes militares, y sus insignias y banderas nada tienen que ver con el lenguaje bélico y de guerra. Para mí ser una scout significa, en primer lugar, amistad y comportamiento social que posibilita una aceptación de la gente tal como es. Yo aprendí mucho en los encuentros de scout y los campamentos: Conocimientos prácticos, pero también valores como solidaridad y apoyo, compartir cosas, pensar en todos y no en uno mismo, trabajar en equipo, autoconfianza y conciencia ambiental. Puedo decir, que yo aprendí y todavía estoy aprendiendo sobre la marcha y ser una scout me ha ayudado en positivo. Para mí ser una scout es una filosofía de vida.

 

Sina

El fenómeno hispánico en Polonia.

15 Dic

Como soy estudiante de Polonia y estoy estudiando español, mucha gente me pregunta: -¿por qué elegiste Filología Hispánica? Mi respuesta desde siempre era: – no lo sé. Este hecho puede parecer un poco triste e incomprensible, porque estoy cursando esta carrera por un motivo desconocido. Pero la verdad es otra-  estaba bajo una influencia enorme que nació en mi país natal hace poco. En los años 90 el conocimiento del  idioma de la Península era algo orignial y hasta un poco exótico. Se lo valoraba y estimaba mucho. Ahora no es nada especial que alguien hable español, porque todo el mundo tiene la posibilidad de aprenderlo en las escuelas de idiomas, o bien pueden hacer cursos por Internet.

Desde hace 5-6 años en Polonia empezó un veradero boom hispánico. Los jóvenes empezaron a estudiar el idioma, ver las películas de Almodóvar, admirar a Dalí, escuchar la música latina y sobre todo – ir de Erasmus a España. Personalmente, puedo entender perfectamente todos estos motivos y causas, porque España con su patrimonio cultural tan rico y diverso, tiene mucho que ofrecernos – a gente de  la fría y lejana Polonia. La admiración y el afecto que sienten los polacos por todo lo que sea español, es visible cada vez más. Se proyectan  películas durante los festivales y las semanas del cine ibérico, hay conciertos de artistas hispanohablantes. Además, se invita a los autores iberoamericanos y se organizan veladas y tertulias literarias dedicadas a su obras,  para que puedan dar ponencias sobre sus creaciones artísticas. Como hay mucha necesidad e interés, hay muchos eventos distintos.

Vale la pena mencionar que durante los últimos años, la carrera universitaria de Filología Hispánica es una de las más solicitadas y deseadas por los alumnos. Todos estos ejemplos muestran que el fenómeno hispánico en Polonia sigue estando vivo y no parece que se acabe pronto. La imagen de España – siempre soleada (aunque Santiago es una exepción) y de fiesta, está metida dentro de las cabezas de mis compatriotas y sin embargo, los productos de este origen están de moda.

Yo, ya que soy la que he elegido este idioma, veo mi futuro con el español, me encanta lo que ofrece esta cultura, porque es muy diferente de la tradición en la que crecí. Asimismo, la respuesta a la pregunta por qué hay tanta fascinación por España en Polonia, viene sola a la mente. A nosotros, los europeos del este, nos gusta lo único y original que presenta España. El concepto de la Penínula que simpre está en los bares, disfrutando la vida nocturna, es solamente el primer paso para empezar el romance con este país. Cuando se descubre que el vino y los botellones hasta la madrugada son apenas el principo de los bienes que nos da este país ibérico, la aventura llamada ´´España´´ va a durar para siempre.

Agata W.

A cenar en Italia del sur

15 Dic

Gracias a mi experiencia de estudiante erasmus en Santiago, me he podido enfrentar a  realidades y culturas diferentes, para empezar en mi vivienda donde comparto un piso con dos chicas alemanas. Esta experiencia me ha enseñado las diferentes costumbres y sobretodo me ha hecho notar la diferente cocina entre los paises.

Para los italianos en general, la comida es algo muy importante y aunque existen algunas diferencias entre norte y sur, comer, en Italia, no es sólo una necesidad fisiologica sino un placer.

De lo de que más me he podido dar cuenta es como muchas veces lo que para nosotros suele ser normal para otros es algo raro y tal vez exagerado. Un ejemplo es la cantidad de comida que se suele preparar en caso de que haya huéspedes  a cenar. Sobretodo en el sur, donde vivo yo, la cena, cuando tienes huéspedes, se compone de tantos platos que casi parece que debería venir un ejército. Esto porque para nosotros es fundamental que queden raciones de comida, para que parezca que hay suficiente para todos y casi nunca se pueden encontrar menos de siete platos diferentes que componen la etapas de la cena.

Esta empieza por el “aperitivo”, seguido del “antipasto” que los dos juntos se pueden considerar como una mezcla entre tapas españolas y “brunches” estadunidenses y alemanes. La parte central de la cena empieza con el primer plato que siempre consiste en pasta y acaba con el segundo plato que puede variar entre cane y pescado con la guarnición de ensalada, verdura o patatas, todo rigurosamente  acompañado de pan. Una vez acabada la parte central  faltan todavía dos etapas: frutas y lo más importante, el postre.

Esta explicación de una típica cena en el sur de Italia sorprendió y divirtió mucho mis amigos extranjeros  y sobretodo mis compañeras de piso, cuando, en ocasión de una cena que hice para ellas, vieron las raciones de lasaña que les di, descubriendo además que era sólo una parte de toda la comida que les esperaba.

Pero creo que, a pesar de la incredulidad inicial y el sentimiento de “embarazo” final, esta es una experiencia que cada persona debería probar!

Immacolata Lo Cicero

Los pensamientos de una noche de otoño

8 Dic

Estoy aquí en Santiago desde hace 3 meses, y cada día me asombro más por las oportunidades que ofrece estar aquí de Erasmus.

Estamos acostumbrados a pensar en tener todo el tiempo del mundo para hacer lo que nos gusta más, a vivir todos los días sin disfrutarlos realmente, como si nuestra vida fuera ilimitada. Cuando la mayoría de la gente habla de hacer el Erasmus y de su significado, cuenta de la importancia de conocer nueva gente y nuevas culturas, de aprender un nuevo idioma. Yo intentaré hablar de una cosa quizás menos divertida, pero no por eso menos importante: el año de intercambio vivido como una oportunidad para conocerse, antes de conocer a los demás.

 

Solo hace falta fijarse en todo lo que estamos viviendo aquí y ahora tiene una fecha de caducidad. Amistades, amores, vida universitaria, hasta las peleas con tus compañeros de piso para organizar los turnos de limpieza. Aunque hablar de esto parezca deprimente, pienso que puede permitirnos apreciar más las pequeñas cosas de la cotidianeidad. Los romanos solían decir “Carpe diem”: dos pequeñas palabras que te invitaban a disfrutar de cada instante, a pesar de las dificultades diarias y a hacer todo lo que podías para estar feliz.

Desde que estudio español, me he fijado mucho en la diferencia entre ser y estar. El primer verbo se usa para describir algo que es así, que no cambia y no puede cambiar a pesar de todo, algo inmutable y duradero; el segundo se utiliza para expresar la idea de la fugacidad, del pasaje, del tiempo que se va y que modifica todo. Me parece muy raro que en otros idiomas, por ejemplo en italiano, esta diferencia no exista. Creo que si existiera, sin duda enriquecería nuestro vocabulario y quizás nuestra forma de vivir.

Me explico mejor: todo el mundo, por lo menos una vez en su vida, ha pronunciado la frase “Estoy feliz”. Yo la primera. Pero mi pregunta es: cuánta gente puede decir que es  feliz?

Una vez leí que la felicidad no es un punto de llegada, sino un estilo de vida. Hay gente que para buscar su felicidad (no en el sentido general, sino en el sentido de encontrarse bien consigo mismos y con su propios pensamientos) se marcha de su casa, gente que se casa, gente que hace el camino de Santiago y, por fin, gente que hace un intercambio.

En estos tres meses aquí he aprendido que el primer sitio donde hay que buscar para encontrar la felicidad es en nuestra alma. Y no hay nada más importante que esto porque, antes de aprender – y empezar – a disfrutar de la vida y de sus regalos, hay que aprender a amarse. El hecho de donar felicidad y alegría es imposible si no se entiende que antes de dar algo hace falta tenerlo.

Sé que esto solo es el comienzo de mi camino, y que la ruta es larga y difícil, pero ahora tengo una cosa más: puedo comparar mi anterior forma de vivir con la forma en la que estoy intentando vivir ahora. Me gusta pensar que he llegado a un punto en que ya no puedo volver atrás. Aunque tengo que aprender muchas cosas y caminar mucho, ahora, gracias a mi vida aquí, sé adónde quiero llegar: a poder, un día, sonriendo, decir: “Soy feliz”.